20 de mayo de 2022

Nunca te enamores de tu prometida de Virginia Heath (The Merriwell Sisters #1)


Sinopsis:

Lo último que Hugh Standish, conde de Fareham, quiere es una esposa. Desafortunadamente para él su madre está decidida a encontrarle una, así que Hugh se inventa una prometida falsa para mantenerla a raya. Pero cuando Hugh se entera de que su madre está en un barco con destino a Inglaterra, se da cuenta de que su pequeña mentira está a punto de explotar en mil pedazos... hasta que choca con una mujer que podría ser el milagro que necesita.

Minerva Merriwell ha tenido que luchar para mantenerse a sí misma y a sus dos hermanas, así que cuando Hugh le pide que se haga pasar por su prometida mientras su madre está de visita, ella sabe que, aunque el plan suena ridículo, la oferta es demasiado buena para dejarla pasar.

Cuando llega a la mansión de Hugh, nada sale de acuerdo con su plan. A medida que estallan los malentendidos, el falso compromiso empieza a convertirse en un verdadero romance. Pero, ¿pueden confiar el uno en el otro cuando su relación comenzó con una mentira?

Opinión personal:

Calificación:

Semana de la reseña para el #RETOLOVE4ROMANCE, que organiza el Blog Mi rinconín de lectura, este mes: Protagonistas de distinta clase social

A veces me da la impresión de que leo libros diferentes a otras lectoras. Seguro que el haberlo leído en inglés— he puesto la sinopsis y portada de la edición en castellano— influye en mi opinión, siempre lo digo. Pero es que no le he visto ninguna gracia a esta novela.

El argumento es de los que hemos leído ya mil veces: noble con aversión al matrimonio que, para evitar las presiones de su madre, se inventa una prometida y termina pagando a una mujer, a la que apenas conoce, para que desempeñe el papel de prometida… y, claro, se convierte en presa de su propio engaño. Hasta ahí, a todas nos suena… y no diré que es un argumento que, si se lleva bien, puede ser de lo más divertido ya que, con un toque de humor y lleno de engaños, puede contener escenas muy divertidas.

Hugh es un libertino, tampoco es que se demuestre en exceso más allá de las opiniones que reflejan los secundarios al comentar sus reticentes fechorías en las publicaciones de sociedad. Pero, al contrario, me ha parecido un personaje más bien bonachón y al que le ha faltado bastante carisma. No me ha parecido que tenga nada demasiado resultón, más que un pequeño aire cobardica al no ser capaz de enfrentarse a su madre, quien además vive en otro continente, sobre su decisión de no casarse de momento. Fuera de eso, un personaje correcto, educado, del que todos tienen una opinión mucho más canallesca de lo que es y que, por supuesto, él no desmiente en ningún momento.

Minerva me ha gustado, pero queda eclipsada por su hermana Diana, joven que ha llamado mucho más mi atención ya que tiene cualidades y esa rebeldía que tanto me gusta en este tipo de novelas. Minerva es una joven espabilada, con una profesión con la que malvive y un sentimiento y comportamiento —forzado por el abandono paterno— que es una de sus mejores cualidades. Aún así, me ha faltado decisión y determinación en un comportamiento de esos que se deja llevar pero que tampoco termina de destacar entre otros secundarios, por ejemplo, la madre de Hugh, personaje arrollador y que junto a Diana son, o me han parecido, el alma de los enredos.

Sí, hay un par de escenas que podrían resultar divertidas y, quizás para otras lectoras, lo hayan sido, pero no he encontrado ninguna escena que me haya parecido, ni por asomo, merecedora de calificar la novela como una comedia de enredo, algo complicado ya que el argumento invita tanto a ello. Pero no, no le he encontrado la gracia.

Es posible que sea de estos casos en los que «no es la novela, soy yo». No diré que no, todas pasamos rachas en las que nada de lo que leemos nos termina convenciendo.


La trama resulta de lo más previsible, ni tan siquiera la aparición del malo de la novela me ha tomado por sorpresa ya que era la única opción que podría desmontar todo el entramado que, de forma tan chapucera —he de decir— ha organizado Hugh, y mira que estaba muy avisado por su amigo Giles —del que la autora ya ha escrito su propia historia y, ciertamente, pinta muy bien.

El problema, en mi opinión, radica en que cuando una autora escoge un argumento tan manido, ha de saber darle una chispa de originalidad que no he podido encontrar.

El segundo tema que no ha conseguido convencerme es la falta de credibilidad de la historia en general. Empezando por la primera escena, no muy acorde a ese supuesto comportamiento canallesco del protagonista y ese saber hacer y comportamiento que las hermanas han conseguido pese a haberse criado en condiciones tan precarias. Sumando a detalles que creo que la autora no termina de aprovechar, por ejemplo, el trabajo de ella.

Lo de la trama secundaria con el pasado de Hugh me he ha dejado totalmente descolocada porque no le encuentro motivación alguna.

Una supuesta comedia de enredo que provoca que la relación entre ellos quede en un segundo plano, no diré que estemos ante un instalove, porque es una novela que no se basa en la atracción física, pero tampoco he sabido encontrar ese click que hace que entre ambos saltes chispas, me ha faltado garra al romance.

En cuanto al final no queda otra que comentar que resulta de lo más precipitado. Como si la propia autora no supiera cómo cerrar ese círculo con los frentes que tenía abiertos y, al final, en un par de escenas con las que te quedas un poco sorprendida todo se resuelve de la forma más repentina, con ninguna consecuencia importante y con la falta de un final explosivo. Es como que aquí no ha pasado nada.

El humor es algo muy personal y, aunque a mí no me haya hecho ni pizca de gracia, puede que a otras lectoras las escenas de la novela le arranquen carcajadas a pleno pulmón… hay cosas inexplicables y muy personales. El estilo resulta muy correcto, quizás ya he leído demasiadas novelas de este estilo, novelas que superan en mucho a esta y, ya se sabe. Cuanto más lees, más exigente te vuelves.

Una lectura con algún momento entretenido, pero, en general, nada destacable.


Datos de interés: Ficha de la novela - Ficha de la autora - Web de la autora

Pepa

6 comentarios:

  1. Hola Pepa, me atrae la sinopsis, me ha despertado curiosidad. Me lo anoto. Besos :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Qué pena que no haya terminado de convencerte. Nosotras por ahora no lo leeremos.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola :)
    Tengo unas ganas tremedas de leer este libro, me llama un montón la atención.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Pepa,
    como te dije esta novela me llamaba, pero decidí esperar por tu reseña y me has ahorrado algunos euritos, jajaja.
    Cuando personajes secundarios llaman más la atención es que la novela falla. Sinceramente no me hace mucha gracia un protagonista que esté bajo las faldas de su madre, no me casa tampoco con lo que sea un canalla y si encima la historia está llevada a trancas y barrancas pues mejor dejarla pasar. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  5. hola Pepa
    pues vaya chasco mas grande, yo lo tengo apuntado asi que creo le daré una oportunidad... pero bueno, me lo plantearé más adelante porque ahora estoy hasta arriba de lc y libros pendientes
    Gracias por la reseña
    Besotesssssssss

    ResponderEliminar
  6. Es cierto que la trama es bastante común en historias ambientadas en esa época y a estas alturas, demandamos que tenga algo especial para que nos convenzan... veo que no ha sido tu caso, esta vez. Qué lástima, porque apuntaba maneras. Y, ay, esos personajes secundarios que se cuelan y logran hacerle sombra a los protagonistas..! Imagino que Diana será la prota de otra entrega posterior. Si te animas, ya me contarás!
    Besos!

    ResponderEliminar

En el respeto,la honestidad,el humor,y diferentes caracteres de opiniones.....los comentarios son el bien mas preciado de un bloggero,así que desde ya,gracias por ellos, pero eso si¡¡Porfavor!!!! que el comentario este acorde a la entrada leída, esos comentarios serán devueltos