1 de marzo de 2024

Nocturno de Nora Roberts


Sinopsis:

El nuevo best seller de suspense romántico de una autora legendaria. Una novela adictiva llena de misterio, peligro y un amor por el que merece la pena jugarse el cuello. Harry Booth es un ladrón. Lleva una vida tranquila y llena de cautela, sin ataduras, hasta que se cruza en su camino Miranda Emerson, hija del profesor de Literatura especializado en Shakespeare de la Universidad de Carolina del Norte. Aunque intenta mantenerse alejado de la inteligente pelirroja, no puede dejar de pensar en ella. Y justo cuando por fin tiene una oportunidad de ser feliz, su pasado lo encuentra. Ha lidiado con gente muy peligrosa, pero el peor de todos es Carter LaPorte. No importa dónde o bajo qué nombre se oculte no puede escapar. Si quiere tener una vida, primero deberá enfrentarse a su mayor enemigo de una vez por todas. Porque solo así podrá ganar algo más valioso que todo lo que ha el corazón de Miranda.

«La lectura perfecta para escapar del mundo».

Opinión personal:

Calificación:

No sé muy bien cuando saltará esta reseña ya que, como sabéis, no tengo mucho orden al subirlas, pero ha sido la primera gran decepción del año. Prometen romance y suspense y no he encontrado ni lo uno ni lo otro. Pareja hay, aunque no lo veo lo suficiente desarrollado o pautado para que entre dentro de esta categoría y el suspense… es que ni tiene. Sabes en todo momento qué va a pasar y pese a que el final está bastante trabajado, suspense no tiene, ni tan siquiera tiene escena clímax… todo transcurre de forma evolucionada y, si me apuráis, algo sosa.

No seré yo la que cuestione la calidad de una novela de esta autora, best seller donde las haya; tampoco soy muy fan de ella, apenas he leído unas cuantas de sus novelas —de las muchísimas que tiene publicadas— pero sí que las que había leído de suspenso, al menos, han tenido su gracia. Esta no. Si tuviera la mitad de páginas, la historia podría ser exactamente la misma. Hasta la mitad no es más que la vida de un niño -puro drama con el que juega la autora para justificar unas actividades que, dicho sea de paso, resultan inusuales en un protagonista, pero que terminan por cansar. No sé si por la época que estoy pasando, pero sus motivaciones me han parecido como una puñalada trapera y, si bien, al principio podrían ser necesarias ¿después qué es lo que las justifica? También se puede trabajar.

Harry me ha cansado, me ha aburrido. Todo se detalla hasta lo más mínimo… he terminado harta de su faceta culinaria, donde te explican paso a paso todo lo que hace; he terminado harta de su viaje inicial, tanto nombre de montaña, de motel, de toooodo. Y, he terminado supera por tanta perfección: no puede haber un hombre que todo, absolutamente todo, lo haga tan tremendamente bien: lo mismo te habla diferentes idiomas, que te abre una caja fuerte, que te monta un teatro, que te da clases, que te hace la cena, te limpia el piso, te maquilla y cambia de look. Protagonistas de este tipo no son creíbles y, si al principio, gusta; al final, les darías una patada hasta el infinito y más allá.

Miranda resulta insípida a su lado. Poco tiene de destacable más que ese trabajo del que la sinopsis no habla y por lo tanto yo tampoco lo voy a hacer. Resulta interesante, pero no tengo muy claro si es una forma de darle cualificaciones para que ayude en ese proyecto de Harry con cierta credibilidad o una forma de hacerse un guiño a sí misma.

Lo mejor han sido Sebastian y la tía de Harry, entrañables y con más personalidad que los propios protagonistas.

El romance no ha supuesto ningún tipo de aliciente, demasiado amor juvenil durante una parte de la novela y, después, un «aquí no ha pasado nada» que me ha dejado un poco descolocada. Como si la autora no quisiera esforzarse en plantear ningún conflicto.

La intriga no existe, sabes quién es el malo y tampoco es que haya ningún suspense o misterio que resolver… todo está contado paso a paso ya que Harry detalla sus movimientos, presentes y futuros—no me lo cuentes, por favor… ¡desarróllalo! Lo único destacables es, como he dicho, ese final que, al menos está bien orquestado, aunque haya resultado tan sencillo que pierde gran parte del mérito.

En general, me ha resultado una lectura descafeinada, extensa con tantísima documentación plasmada sin ningún tipo de necesidad que la lectura ha sido lenta, sin chispa ni puntos álgidos que te llamaran a leer con más ganas… era un leer por «a ver si lo termino».

¡Con las buenas autoras de suspense romántico, ojalá retomen la traducción de alguna otra!!!

Pues eso, mi primer chasquido, y encima, tan largo… no empiezo muy bien el año, así que todo tiene que ir a mejor.


Datos de interés: Ficha de la autora - Ficha de la novela - Web de la autora

Pepa


23 de febrero de 2024

Seductora inocencia de Claudia Cardozo (Hijas del pecado 3)


Sinopsis:

Clara Bernthold apenas recuerda sus primeros años. Era muy pequeña cuando sus padres murieron y se vio arrancada del mundo que conoció hasta entonces junto a sus hermanas para conocer otro totalmente distinto donde, sin embargo, conoció el amor familiar que hasta entonces le había sido negado.

Como hija natural de una afamada cortesana y un miembro de la nobleza, sabe que es poco lo que puede esperar de la familia de su padre; pero eso no le impide tomar la decisión de dejar atrás el sosegado aire de la campiña para irrumpir en Londres y enfrentar su pasado. Allí conocerá un nuevo universo poblado de secretos y apariencias que pondrán en riesgo todo lo que creía hasta entonces. Y también lo conocerá a él.

Harland Templeton, barón de Ashford, es un hombre en la madurez de la vida que ha conocido la más profunda de las traiciones, lo que le ha convertido en un ser desconfiado y mordaz al que buena parte de la sociedad londinense respeta y teme. Cuando conoce a Clara la considera de inmediato una advenediza en la que jamás podría confiar, y sin embargo, se ve irremediablemente atraído por ella. Tanto, que puebla sus sueños y se convierte en una peligrosa obsesión contra la que no se ve capaz de luchar.

Clara y Harland descubren un amor apasionado que los pone a uno en el camino del otro una y otra vez hasta que se verán en la disyuntiva de mantener esa guerra que se han declarado o rendirse al deseo más profundo de su corazón.

Opinión personal:

Calificación:

Termino trilogía de las «Hijas del pecado» con la historia de la hermana menor, Clara, quizás demasiado pequeña cuando su madre las dejó como para tener algún recuerdo, posiblemente el motivo por el cual, debido a que la figura de su padre es bien conocida ya que su fallecimiento provocó el desintegro de la vida de las niñas tal cual la conocían, la autora se ha centrado —o ha sido mi apreciación— la novela mucho más en la pareja protagonista.

Su pasado queda un poco relegado en esta ocasión y enfrenta a Clara con su pasado de una forma distinta, muy de forma superficial y se centra mucho más en la figura del barón de Ashford, que poco o nada tiene que ver con su pasado —más que ser el asesor de la hermana de su padre— y mucho con su futuro.

Clara es una joven belleza, criada en un entorno rural, parece que el tema de la nobleza le viene de casta y la buena educación que ha recibido en la pequeña aldea en la que vive no le impide sentirse demasiado incómoda en un entorno mucho más aventajado.

La primera parte de la novela en la que Clara se enfrenta a su pasado me ha parecido muy realista y convincente. Menos mal que la suerte está de su lado y la hermana de su padre llega en su rescate, proporcionándole así, una puerta que se abre hacia un futuro que no espera: un matrimonio pactado.

Harland es el gruñón encantador —que tanto me gusta—, no me ha quedado muy claro, hay detalles del personaje que no me han quedado muy claras y me han planteado pequeñas contradicciones personales; no obstante, es un hombre que esconde muchos más sentimientos de los que muestra a la sociedad y tras esas fuertes determinaciones, algo hoscas en muchos momentos, se esconde un hombre honorable.

Sus primeros encuentros son punzantes, como no puede ser de otra forma, pero cuando Harland llega en rescate de la dama, para el lector queda muy claro lo que ese acto supone, llegando a ser un personaje encantador; tampoco podemos olvidar esa fuerte atracción física que sienten mutuamente.

Llegado el final de la trilogía, creo que esta historia es de las que más he disfrutado, bien seguro porque trata un tema que me gusta particularmente y ese gruñón encantador suele ser un personaje que me hace disfrutar mucho.

Sigo deseando que estas historias fueran un poco más extensas, que nos desvelaran más secretos de los personajes, dándoles una personalidad más personalizada que hiciera que con el tiempo todavía siguiéramos recordándolos, pero me conformo con un cierre de trilogía que creo que está a la altura. Como es habitual en Claudia Cardozo, con su estilo dulce y acorde en la época en la que emplaza sus historias, me ha gustado esa reunión familiar con la que finaliza la novela.

Datos de interés: Ficha de la novela - Ficha de la autora - Web de la autora

Pepa