12 de julio de 2019

Confesiones verdaderas de Rachel Gibson





Sinopsis:
Todos en Gospel, saben que los pecados del mundo tienen su origen en Los Ángeles. Por eso, cuando Hope Spencer, reportera de un periódico sensacionalista, llega a la ciudad, todos se preparan para los problemas que pueda causar. Y no se equivocan.
Dylan Taber es jefe de policía y, además, el hombre más atractivo de los alrededores, de lejos. Las mujeres de Gospel se lo comen con los ojos sin que les haga caso. ¿Cómo es posible entonces que llegue una chica de ciudad y consiga cautivarlo?
Aunque está claro que se siente atraído hacia Hope, Dylan sabe que no le conviene involucrarse con una extraña, y menos con una periodista, porque tiene un secreto que ocultar…

Opinión personal
Y avanzo que es impopular.
Llevo mucho tiempo queriendo leer a Rachel Gibson, y aprovechando el Reto Rita 3.0, organizado por los recomendadísimos blogs A la cama con un libro y Mi rinconín de lectura,  me he animado, por fin!!!!
Hace poco una amiga me regaló este libro, sabía que no era el que mejores opiniones tenía, pero era la excusa perfecta para probar el estilo de la autora. Sabéis que no soy mucho de contemporánea y con la boca pequeña diré que algunas autoras americanas superventas no suelen convencerme, me pasa con SEP (sí, matadme) es una mujer genial, pero sus personajes me parecen poco modernos. Con Rachel Gibson me ha pasado lo mismo, la gran diferencia, es que entre ambas hay una diferencia de edad de doce años, por lo tanto, quizás sea cuestión cultural, no sé.
Como punto positivo comentaré que la novela es entretenida, ágil de leer, va al grano, aunque en algunos momentos, las descripciones del paisaje creo que obedecen más a lo mucho que disfruta la autora de ellos que a la necesidad para la trama en sí. Aquí la trama se sitúa en un pueblo de la América profunda como yo digo. Alejados de las ciudades modernas, parece que unos pantalones cortos con camiseta ajustada es el sinónimo de pecado y perversión.  Y cuando Hope entra en escena parece que vaya a revolucionar a todo el pueblo. Es guapa y de ciudad, la ciudad del pecado nada menos, y parece que eso viene a resumirlo todo.


Frente a ella Dylan. El machote policía, cuasi perfecto. Lo tiene todo, posición en el pueblo, un atractivo arrollador y un físico impresionante, además, es un padrazo me ha gustado mucho la relación que mantiene con su hijo y, encima, aunque la mitad de las solteras del pueblo estén medio enamoradas de él, no suele mantener relaciones esporádicas con mujeres. Pero, cómo no, la excepción acaba de llegar.

No negaré que Rachel Gibson hace un fiel reflejo de este pequeño pueblo, de lo que más he disfrutado ha sido de esos personajes secundarios y sus vidas cotidianas y las interrelaciones que mantienen entre ellos y cómo acogen cada uno a Hope. Sin olvidarnos de algunas escenas con las que se busca el humor y el divertimiento. Las historias que ella se inventa, por ejemplo. Pero tampoco me han parecido para tanto.


Pero otros muchos temas están muy desaprovechados y la autora no profundiza en ellos, por lo tanto, me ha dado la sensación de que si no fuera porque, por ejemplo, el personaje de poli bueno y machote protector, es muy tópico, quedaría un poco cojo. Le ha faltado profundidad al pasado de él, a la relación con su ex, al pasado de ella y un tema tan importante como la maternidad y, sin olvidarnos del tema morboso del antiguo sheriff al final terminara como lo ha hecho.
Una relación que se centra en el gran deseo que los desborda, pero que no me ha terminado de convencer como romance.
En sí, la trama no tiene nada de original, es una historia cuca pero de esas que olvidas al momento de cerrar el libro si no fuera porque me he cabreado unas cuantas veces mientras lo leía.
Si hay algo que me molesta, mucho, es el machismo en la novela contemporánea. Y aquí he leído unas cuántas perlas. No suelo hacerlo, pero voy a poner un par de ejemplos:
«deseó tener un hombre corpulento que la protegiese de lo desconocido. Un hombre tras el que poder escudarse.»

«Destilaba la confianza y la autoridad de un hombre que sabe cuidar de sí mismo y de la mujer de su vida»

«A veces pensaba que todo sería más sencillo si estuviese casado. Si encontrase a alguien con quien compartir las cosas y que fuese al mismo tiempo una buena madre para Adam. Alguien que pudiese lavar los platos en su lugar y quedarse en casa cuando él tuviese que atender alguna emergencia

«¿Podría dejar de lado los sentimientos y tratar una aventura como los hombres? ¿Podría ella comportarse como un hombre?»

Tiene algunas perlas más, quizás para otra lectora esto no sea importante, pero yo con estos detalles soy muy crítica, lo admito.  Y los valores que defiende en general, al menos en esta novela, no me han gustado.
Aquí no estoy hablando de la calidad o de un estilo. Si no estoy equivocada, esta novela ganó el premio Rita a mejor novela contemporánea. Es bien sabido que no soy muy amante de la contemporánea y que necesito algo más que una historia sencilla para disfrutarlas. Pero he leído novelas de otras autoras y no tienen este aire. Es cuestión de gustos personales. Por lo tanto, que no os refrene mi opinión negativa, porque con estos temas soy muy tajante.

Lo menos que le puedo pedir a una novela entretenida es que no me cabree.

¿Debería probar alguna otra novela mejor valorada de la autora?
Aprovechando el reto Rita 3.0 leeré diversas opiniones y quizás me anime, pero creo que es muy posible que Rachel Gibson sea de esas autoras que no escriban para mí.


Datos de interés: Ficha de la autora - Ficha de la novela - Web de la autora

Pepa 

5 de julio de 2019

The Governess Game de Tessa Dare


Sinopsis en ingles:                                                              The accidental governess. After her livelihood slips through her fingers, Alexandra Mountbatten takes on an impossible post: transforming a pair of wild orphans into proper young ladies. However, the girls don’t need discipline. They need a loving home. Try telling that to their guardian, Chase Reynaud: duke’s heir in the streets and devil in the sheets. The ladies of London have tried—and failed—to make him settle down. Somehow, Alexandra must reach his heart... without risking her own. The infamous rake. Like any self-respecting libertine, Chase lives by one rule: no attachments. When a stubborn little governess tries to reform him, he decides to give her an education—in pleasure. That should prove he can’t be tamed. But Alexandra is more than he bargained for: clever, perceptive, passionate. She refuses to see him as a lost cause. Soon the walls around Chase’s heart are crumbling... and he’s in danger of falling, hard.

Opinión personal:
Segunda entrega de la serie «Chica conoce a Duque», el título más o menos es El juego de la institutriz
Como está en inglés, os explico un poco de qué va y termino antes.
Un argumento de lo más usual. La típica joven que necesita trabajar para vivir, de forma accidental ya que no es su trabajo, se ve de institutriz de dos niñas que están al cuidado de un futuro duque (pongo lo de duque porque la serie va de eso, de mujeres que conocen duques)
Como no puede ser de otra forma, el futuro duque es un granuja, pero un granuja atractivo e irremediablemente seductor y ya os podéis imaginar que aquí nos vamos a llevar pocas sorpresas.

Sigo con mis lecturas en inglés, tengo unos cuántos borradores de otras lecturas que he hecho este año, ya os dije que al menos una al mes cae y lo estoy cumpliendo.

Este es un ejemplo perfecto de cómo un argumento de lo más leído, topicazo allí donde los hay, con el buen saber de la autora se convierte en una lectura fresca, divertida, tierna y super amena, que pese a estar en inglés, me ha durado un suspiro. Aclaro que el libro no es muy extenso. Y ese es mi gran pero.
Estamos ante la segunda entrega , os dejo el enlace a la reseña que publiqué del primero, que me encantó,-  The duchess deal , y aunque este no ha llegado a la altura, repite el esquema de novela y plebeya y me lo he pasado genial leyéndolo y eso, no tiene precio.

Ambos protagonistas son también de lo más común en la romántica histórica, el secreto, pues que son de los que me encantan.

Alexandra una mujer independiente, decidida y que no se rinde ante nada, ningún reto es demasiado para ella y si algo tiene claro es que cualquier cosa necesaria para subsistir, incluso ejercer de institutriz de dos bichuelas que le conquistan el corazón. Tengo muy claro que a través de ella, Tessa Dare busca la situación divertida. Y lo consigue. Y creo que su gran corazón y su carácter fuerte y decidido es el que conquista al corazón de futuro duque, además claro está de sus sinuosas curvas.


Chase es el picarón con corazón enorme. Y si algo tiene pendiente es perdonarse a sí mismo. Acaba de convertirse en heredero de su tío y, de forma repentina, se ve como tutor de dos niñas que ya llevan una gran fila de institutrices que apenas duran unas cuantas horas.
Chase conquista, es un encanto, pese a que intenta hacerse el fuerte y alejarse de cualquier cosa que pueda removerle los sentimientos. Al igual que en la anterior novela, tiene una costumbre sexual muy concreta (que no voy a desvelar) y que les viene a ambos de perlas, todo sea dicho.

Como veis, ninguno de los dos parece nada fuera de lo común, entonces ¿qué ofrece la historia? Pues momentos super divertidos y conversaciones graciosas en las que ambos se miden las fuerzas.
No nos engañemos, creo que llegado a este punto y cuando ya llevas unas cuantas novelas leídas de una misma autora, sabes perfectamente cual es su estilo. Aquí estamos ante una escritora que gusta de situaciones un poco inverosímiles, quizás algo alejadas de las costumbres de la época, pero no imposibles y cuyos romances son algo espontáneos. Y aquí no encontramos la excepción. La relación entre ambos empieza fuerte.
Pero con lo que mejor me lo he pasado es con unos diálogos jocosos, chispeantes y unas peleas en las que casi siempre termina ganando la partida Alexandra.

Otro punto a destacar son las pupilas. A mí me han encantado, no por sus travesuras y diabluras, y su constante voluntad de que Alexandra se marche, en el fondo lo único que buscan es mucho cariño y le dan una ternura a la novela que ha sido toda una delicia, pues a través de ella no tan solo conoceremos el gran corazón de Chase, sino también el de Alexandra.

Con la novela anterior, Tessa Dare mostró una cara compleja y más oscura, sobre todo por el cariz del protagonista masculino, aquí creo que está más al nivel de sus dos npvelas publicadas en España ─ al final terminaré la serie en inglés, ya que es otra que nos han dejado a medias.

Con unas cuantos capítulos más, la autora habría desarrollado más el romance, que es lo que me gusta, pero aún así, no le falta nada. Los personajes quedan bien definidos y todas las dudas quedan resueltas. Además, aparecen las amigas que protagonizan esta divertida serie, aunque se puede leer la novela de forma totalmente independiente.

En resumen, pese a unos protagonistas muy clichés, un argumento manido, he disfrutado mucho de esta lectura. Quizás no sea un novelón, pero me encanta divertirme leyendo y esta novela ha cumplido con todas mis expectativas. No siempre apetece leer novelas con argumentos complejos y personajes complicados, y si buscáis una novela divertida con la que pasar un buen rato, esta es una opción estupenda.
Deseando leer el tercero de la que ya he conocido a la protagonista
 Datos de interés: Ficha de la novela - Ficha de la autora - Web de la autora 

 Pepa