30 de septiembre de 2022

Escandalosa (Las campanas del infierno nº 1) de Sarah MacLean


Sinopsis

Después de varios años convertida en el mayor escándalo de Londres, lady Sesily Talbot ha aceptado la reputación y la libertad que le proporciona ese estatus. Nadie le presta atención cuando atrae a un caballero hacia los oscuros jardines durante un baile en Mayfair... y nadie sabe que esas citas no son lo que parecen.

Nadie salvo Caleb Calhoun, que lleva años intentando no fijarse en la brillante, bella y atrevida hermana de su mejor amiga, con la que compartió un inoportuno beso tiempo atrás.

Alguien debe evitar que Sesily se meta en problemas durante sus peligrosas escapadas nocturnas, y quizá pasar tiempo con ella es justo lo que Caleb necesita para dejar de sentirse atraído por esa escandalosa y exasperante mujer. Sin embargo, eso pondrá en apuros a Caleb, que enseguida se dará cuenta de que jamás olvidará a Sesily: su recuerdo lo acompañaría toda la eternidad. Y la eternidad no es algo que se pueda arriesgar.

Opinión personal:

Calificación:

Empezamos nueva serie de Sarah Maclean, autora que me gusta mucho, aunque reconozco que, en muchas ocasiones, sus novelas pecan un poco de modernas. Creo que, como todo, si la historia me gusta y me convence, no le doy mucha importancia, o más bien, debería decir que se lo perdono y lo dejo en segundo plano; pero, si no es así, lo achaco un poco más.

El gran problema con esta novela ha sido que me ha parecido una continuación de «El día de la duquesa», no porque la podamos considerar una bilogía, pero sí en cuanto a pareja. Por lo tanto, si no tenéis su historia fresca —como ha sido mi caso— no creo que la pareja se disfrute plenamente ya que la información sobre algunas escenas que comparten en aquel libro no aparecen en este y, dejándolo bastante claro, se podría decir que su relación y sentimientos aparecen en el anterior y aquí lo que hace la autora es resolver el conflicto.

Podría haber releído esa novela, pero no lo he hecho y, aunque es una falta mía, creo que es un fallo de la autora, y un error grande, que esa parte cojee tanto.

Sesily Talbot es una de las famosas «Sucias Talbot»—que poco me gusta el mote— y parece que aquí ya no pasa nada. Tenemos una protagonista que, como ya es una solterona de cierta edad, puede hacer lo que le venga en gana y a quien su resuelta posición económica, se lo permite todo. Amistades poderosas pueden hacer que no la aparten socialmente. Al menos la autora intenta justificar a la protagonista, otro tema es que lo consiga o no.

Tenemos una joven decidida, independiente, bella, con carácter a la que ya deberíamos conocer. Porque poco más se nos cuenta de ella.

Caleb es un hombre atractivo, hecho a sí mismo y que, de tanto en tanto, viene desde Boston. Es el socio de una de sus hermanas y Sesily siente una irremediable atracción por él; y unos sentimientos más fuertes de los que quiere admitir, pero Caleb es uno de los pocos hombres que se le resisten. Porque en esta novela la modernidad llega a grados insospechados —algo que me parece estupendo, pero que, siendo algo que se sale tanto de lo habitual, la autora hubiera podido matizar de forma más convincente (me repito, no es lo que pase sino cómo lo cuenta la autora; los matices son muy importantes)

Hay dos temas importantes: el tema de las Campanas del infierno y el motivo del conflicto entre la pareja.

Sobre el primero, la autora aclara al final del libro, en qué se basó para inspirarse. A veces, la realidad supera con creces la ficción. El problema es que las actuaciones que «La campana del infierno» hace en la novela, me han dejado un poco descolocadas porque, para ser del todo sincera, no veo que hayan podido cumplir con la misión que se han autoimpuesto. Resumiendo, un tema que no ha terminado de convencerme.

La parte del conflicto me ha parecido más interesante. Partimos de la base de que los sentimientos vienen de lejos, así que a la autora le toca jugar con los motivos que hacen que la relación no pueda fluir. Y para ello plantea un gran conflicto que es, al mismo tiempo, un gran secreto. Es lo que más interesante me ha parecido; pero, al mismo tiempo, es algo totalmente secundario —ya os podéis imaginar que lo que prima es el nombre de la serie…— así que todo el tema queda relegado a un segundo plano.

Como he comentado al principio, tengo muy asumido que la autora no suele ser muy estricta con la época en la que sitúa las historias. Gusta de protagonistas modernas e independientes, pero creo que siempre ha de haber una línea infranqueable. Aquí, más que lo hacen o dejan de hacer, es el comportamiento en general de muchas de las que aparecen. Hay situaciones que, actualmente, ya serían complejas en mujeres con visibilidad pública o que se mueven en ciertos grupos sociales; cuanto más en aquellos tiempos que estaban tan refrenadas. En mi opinión, en ciertos puntos, la autora rebasa esa línea —pero aquí entran los gustos personales.

Si la pareja me hubiera convencido más, seguramente es algo a lo que no le estaría dando tanta importancia. La sensación de una lectura es un cúmulo de muchas cosas.

La pareja no es que no me guste, al contrario, creo que Caleb y Sesily forman una pareja estupenda. Mi problema es que la autora ha confiado demasiado en mi mala memoria.

Por otra parte, contamos con ciertas aventuras que son la parte más entretenida de la novela. Es el primero de la serie, ahora no recuerdo si algunas de las secundarias que serán las protagonistas de las siguientes entregas ya aparecían en libros anteriores, pero aquí nos deja caer quien será la siguiente pareja y prometen mucho, además, hay duque —¡espero que sea estirado!

«Escandalosa» no ha conseguido cumplir las altas expectativas que tenía. Es una novela entretenida de ahí mi puntuación con algunas actitudes algo chocantes que hace demasiado énfasis en un «no» que al mismo tiempo es el conflicto, por lo que, en ese sentido, parecía que la autora no avanzaba y la primera parte creo que engancha menos que la segunda, cuando la pareja ha tomado ciertas decisiones y empiezan las verdaderas aventuras.

La siguiente pareja pinta muy bien, así que me quedo con muchas ganas de leerla.


Datos de interés: Ficha de la novela - Ficha de la autora - Web de la autora 

Pepa


23 de septiembre de 2022

Declaración de amor de Laura Lee Guhrke (Serie Las chicas de Little Russell)

 


Sinopsis:

Una mujer moderna hasta la médula…
Daisy Merrick tiene que ganarse la vida, pero siguen despidiéndola. Cuando su afilada lengua le cuesta otro empleo, la vivaz y descarada soltera no se inmuta, e idea un plan que podría proporcionarle un futuro como nunca se atrevió a soñar. Sólo hay un problema: su éxito depende de un hombre, el más exasperante, insufrible e inconmovible que jamás ha conocido.

Un hombre tristemente conocido…
Sebastian Grant, conde de Avermore, es el escritor más famoso de Inglaterra, pero cuando un bloqueo mental le priva de su creatividad, Sebastian se vuelve aún más conocido por su infame reputación que por su obra. Cuando Daisy se presenta en su puerta, contratada por su editor para ayudarle a escribir su próximo libro, Sebastian no tiene la menor intención de cooperar. La irritante belleza de cabellos de fuego despierta sus sentidos de un modo increíble, y cuando se ven obligados a estar juntos en su casa de campo para colaborar laboralmente, Sebastian sabe que sólo hay un modo de salir de aquello: la seducción


Opinión personal

Calificación:

Última entrega de la serie Girl bachelor —no sé muy bien por qué aquí la cambiaron por el nombre de la calle del piso que comparten.

Ha sido relectura, llevo tiempo queriendo releer la serie entera, si no lo habéis hecho, os la recomiendo😍, todas son historias muy bonitas entre mujeres modernas y trabajadoras y hombres de la nobleza, reticentes a emparejarse, por supuesto. He empezado la casa por la ventana porque necesitaba un protagonista masculino que fuera escritor, así que el resto lo haré más adelante. Este me pareció en su momento el más flojillo de la serie y, aun así, he disfrutado mucho de la lectura.

Como suele ser con Laura Lee Gurhke, no es una novela muy extensa y cuenta una historia bonita y cuca con un final algo precipitado. Siempre he pensado que tiene un problema con los finales, pero una forma de contarte la historia que, cuando te das cuenta, ya la has terminado. Creo que la capacidad de convertir una trama sencilla con pocos aspectos novedosos en una lectura tan atrayente, es toda una cualidad. Así que, no esperéis una trama nada compleja, pero sí una historia bonita y dulce.

¡Otra de las autoras que tanto me gusta y que ya han dejado de traducir!


Daisy Merrick es una joven que sueña con escribir y lo hace, pero ya os podéis imaginar que si ahora es un problema que te publiquen, en aquella época lo era mucho más, sobre todo siendo mujer. Así que, como no es rica, tiene que ganarse la vida trabajando de lo que le sale. No obstante, su incapacidad de refrenar su lengua y su total honestidad siempre terminan pasándole factura. Es una joven decidida, con sueños y pocas oportunidades de conseguirlos. Sigue constante tras ellos y no ceja pese a todas las adversidades y tantas inseguridades.

Sebastian Grant es el sueño de toda madre con hija soltera, dado que es guapo y noble; sin embargo, su situación no es tal como la sociedad piensa.  Aparentemente, es un personaje simple, pero esconde un aspecto que resulta interesante y novedoso en referencia un tema que estuvo muy en auge en la época en la que transcurre la historia y que apenas aparece en las novelas. No obstante, la autora pasa de puntillas y no llega a profundizar en exceso. Pero con unos cuantos trazos es capaz de construir un personaje nada usual de una forma bastante convincente.

Su relación me ha gustado, cuenta con unos cuantos tópicos: ella es plebeya, él noble; empiezan llevándose fatal y terminan enamorados… y, tras leer la sinopsis, poco deja a la imaginación ya que es un buen resumen del libro.

Me han gustado sus discusiones, la forma en la que se retan y se enfrentan, la rutina que adquieren y, sobre todo, la forma en la que su relación empieza y la picardía de Sebastian para ir ganando batallas y conquistando fuertes.

Por lo demás, la historia es muy sencilla y del todo predecible, de esas que no dan demasiados sobresaltos pero que, cuando te das cuenta, ya has leído en un par de sentadas.

Mi gran pega, creo que la gran mayoría de las novelas que he leído de Laura Lee Gurhke, tienen el mismo problema: precipita los finales y todo finaliza de forma demasiado apacible. Por supuesto, es una opinión muy personal y no penséis que eso es algo que desmerece la lectura, ya que, como digo, la he disfrutado mucho. Pero un buen a este buen señor le hacía falta un buen escarmiento y, dada la personalidad arrolladora con la que Daisy empieza la novela, creo que es un personaje al que, al final, las inseguridades pasan demasiada factura y, en vez de crecer, termina disminuyendo. Todo lo contrario que con el personaje de Sebastian.

En goodreads no he modificado mi valoración, siempre intento dejar la original, pero ahora me he vuelto mucho más parca en estrellas.

A ver si voy subiendo todas las reseñas que tengo pendientes para el Reto Bingo de romántica histórica que organiza el blog Entre corsés y enaguas ya que con esta lectura he conseguido tachar todos los cuadraditos💪💪. 


Datos de interés: Ficha de la novela - Ficha de la autora - Web de la autora


Pepa