24 de marzo de 2017

Solo esta noche de Simona Ahrnstedt

Sinopsis:  Venganza, poder y pasión enfrentan a un billonario hecho a sí mismo con la heredera de la élite financiera. Llega la reina de la novela romántica sueca: Simona Ahrnstedt.En el mundo de los negocios sueco nadie sospecha los planes de David Hammar, 34 años, el niño malo de las altas finanzas del país. Famoso por su sangre fría, su amor por el riesgo y su fortuna billonaria, David puso todo su empeño en dejar atrás sus orígenes humildes, y ahora está a punto de culminar su venganza.Natalia De la Grip, 28 años, tan brillante como elegante, ha trabajado desde niña para merecer un puesto entre la élite financiera a la que pertenece su familia, y lo ha logrado. Hija del empresario más poderoso de Suecia, Natalia está considerada un gran talento del sector de negocios internacional.Cuando David Hammar la invita a almorzar, Natalia acude con una mezcla de curiosidad y suspicacia. Ella ignora sus planes. Él ignora que la pasión amenazará con desbaratarlos.


Opinión personal:

Me lancé a esta lectura por que fue elegida para un club de lectura, de ella encontraréis muy buenas opiniones y  me venía muy recomendada, quizás por esas altas expectativas, no encontré lo que esperaba. Y al ser consciente de que no soy nada objetiva con estos argumentos intentaré comentar puntos fuertes y puntos débiles, siempre bajo un punto de vista totalmente particular.

Ante todo, reconocer el trabajo de la editorial original ya que no es nada usual una autora de esas tierras en el mercado nacional de la romántica.

De primeras, comentar que si el argumento os parece de lo más tópico, lo es. Sin lugar a dudas, hace mucho tiempo que dejé de leer este tipo de tramas. Como a muchas lectoras, ya me resultan tan repetitivas que la falta de novedad, unido a que lo contemporáneo no es lo mío - dejadme que vuelva a insistir - , han hecho que ya casi ni les preste atención. Pero, no obstante, se ha de tener en consideración que, al menos, la autora ha tenido la originalidad de emplazar la historia en su tierra nacional. Eso es algo que me ha gustado mucho y creo que es de valorar, huye de clichés americanos y no quiero dejar de comentarlo.

Ante todo, creo que es una historia que puede gustar y, como prueba, si os dais una vuelta por las muchas reseñas que se han publicado, veréis que la mía es una de las pocas que no se muestra conforme. Y por ello, espero que no os dejéis influir por mis palabras y, si os gusta la contemporánea, y las novelas llenas de traiciones, problemas familiares y lujo a raudales, le deis una oportunidad.

Natalia pertenece a la nobleza y alta sociedad. Rodeada siempre de lujos y pese al ambiente familiar en el que se ha criado, su vida no ha estado siempre envuelta en algodones. Su padre, machista, racista y snob, la ha mantenido en todo momento en segundo plano y su madre, mujer sumisa donde las haya, no le ha prestado demasiada atención. Pese a todo, ha conseguido convertirse en una mujer de éxito, segura de sí misma, pero cuyo día a día se centra exclusivamente en el trabajo, intentando demostrar algo que sabe de antemano que no le proporcionará el reconocimiento que tanto ansía.

David pertenece a la nueva clase pudiente. Rico, famoso y con poder. Su infancia no fue un lecho de rosas y todo lo que ha conseguido lo ha hecho con méritos propios. La suerte le ha acompañado y no ha estado solo en el camino, contó con una persona pudiente que le ayudó a labrarse el camino y ahora se ha convertido en un hombre cuya meta centra su vida. Seductor hasta decir basta, con carisma, muy protector con los suyos y, como es habitual, aunque parece frío y calculador, en el fondo, de buen corazón. ¿A que parece puro cliché? Normal, ya que lo es.

Y eso es uno de los problemas con los que me he encontrado. A ver, que sé que ya está casi todo escrito y que en la histórica también pasa que hay cinco o seis argumentos que no paran de repetirse, pero  como disfruto con ellos, pues no hay queja. Aquí es que me he encontrado una historia tan, tan, tan predecible que ha podido conmigo. Quizás no le hubiera dado mayor importancia si no hubiera esperado algo distinto de lo que me he encontrado. Cosas mías, como siempre.

El estilo de la autora tiene un buen ritmo. No es una novela corta y, pese a ello, se lee de forma rápida ya que la señora Ahrnstedt sabe incluir dos o tres buenos giros que hacen que el lector se enganche. Su estilo es sencillo. Mi gran problema, la saturación  de tanto lujo.

Lo siento, no sé si es porque es una escritora que, según se explica al final, ha publicado siempre novela histórica y ha querido matizar demasiado el mundo que rodea a los protagonistas. Descripciones muy visuales, y todo de forma demasiado meticulosa para mi gusto… el rojo no es rojo normal sino rojo Ferrari, la grifería, de diseño italiano… ¿Curioso, no? y así podría seguir porque la novela está realmente repleta de marcas y ostentaciones. A mí es algo que, como repito, me ha saturado y, además, en algunas escenas  me ha sacado de la historia.

La crítica social también creo que es excesiva. Por un lado, es un punto a favor de la autora, esa poco sutileza en comentar las diferencias laborales del hombre y la mujer, ese continuo esfuerzo que las féminas tenemos que hacer para optar por los mismos puestos que los hombres. Algo, por otra parte muy común, aunque mal pensaba yo que en los países nórdicos era menos habitual. Me gustan este tipo de matices, pero creo que cuando se hacen en exceso, al final, se consigue el efecto contrario. Exagerado y repetitivo.

El romance no aporta nada novedoso, dos seres que se sienten fuertemente atraídos pero que las circunstancias les impiden que su relación sea sencilla. Es una trama repetida, pero que funciona, y no voy a negar que me gusta. Aunque admito que la que protagonizan unos secundarios me ha interesado más en muchos momentos.

Muchos son los personajes que acompañan a David y Natalia. Me ha quedado la sensación de que la autora ha creado un escenario ideal para ir publicando una larga serie de novelas. Yo no sé si al final me animaré a seguir leyéndola pero en estos momentos ni me lo planteo.

Soy consciente de que mi entrada ha quedado muy negativa. Y, por ello quiero reiterar que quizás la culpa la tengan las buenas reseñas que me han preparado para una novela mucho más fresca y original. Las altas expectativas son uno de los grandes enemigos de los lectores.

Aquí no faltan las traiciones y las confusiones familiares y las relaciones imposibles. Escrito con un ritmo ágil de fácil lectura. Si os gustan estas historias seguro que vais a disfrutar con su lectura. Porque no creo que sea una mala historia, es tan sencillo, como que para gustos los colores y creo que esta novela no ha sido para mí.

Datos de interés: Ficha de la novela: - Ficha de la autora: 


Pepa 

17 de marzo de 2017

Irresistible de Lisa Kleypas


«Londres, noviembre de 1836
— ¿Qué estilo prefiere, señorita Briars? ¿Le gustaría un hombre rubio o moreno? ¿Alto o de mediana estatura? ¿Inglés o extranjero? —La mujer usaba un tono de lo más práctico, como si estuvieran hablando de un plato que había de servirse en una cena, en lugar de tratarse de un hombre de alquiler para aquella noche.
Sus preguntas hicieron que Amanda se encogiese. Notó que se le inflamaban las mejillas hasta sentirlas arder, y se preguntó si era eso lo que les ocurría a los hombres cuando visitaban por primera vez un burdel. Por suerte, aquel burdel era mucho más discreto y estaba amueblado con mucho mejor gusto de lo que había imaginado. De sus paredes no colgaban pinturas chocantes ni grabados vulgares, ni tampoco había a la vista clientes ni prostitutas. El establecimiento de la señora Bradshaw resultaba bastante atractivo, forradas de damasco color verde musgo las paredes, y la salita de recepción privada amueblada al estilo Hepplewhite. Había una mesita de mármol colocada con muy buen gusto junto a un sofá estilo Imperio adornado con escamas de delfín doradas.»


Y así empieza la novela de Lisa Kleypas,  que bajo el título de « Irresistible», irrumpió en el mercado nacional en el año 2003. Ambientada a finales del siglo XIX en un Londres donde cada vez son más usuales las grandes fortunas forjadas por los negocios emergentes de la alta burguesía, muchos son los detalles que hacen de esta novela una que creo que merece la pena leer.

Ante todo, una protagonista, Amanda Briars, que está a punto de entrar en la treintena, decidida y de fuerte carácter, tras el que esconde un gran complejo por no cumplir los cánones de belleza. Tiene independencia económica gracias a su trabajo de escritora, algo también tan poco habitual en la época y acaba de decidir que ha llegado la hora de perder su virtud. Porque el hecho de haberse resignado a ser una solterona no significa que no haya de conocer hombre, bíblicamente hablando, por su puesto.
Amanda es un personaje que me gusta mucho. Es cierto que al final de la novela, pierde puntos ya que su cabezonería, junto a su baja autoestima, le llevan a tomar determinaciones que, aunque parezcan egoístas, son un claro ejemplo de cobardía. Sin embargo, representa la fortaleza de una mujer de aquella época que no está dispuesta a sacrificar su libertad por seguir las pautas que la sociedad le exige y decidió en su momento hacer lo que fuera necesario para poder vivir del modo en que ella había elegido en vez del modo en el toda fémina debía vivir.

Y nadie mejor para convencerla de que lo inmoral puede ser muy divertido que Jack, un protagonista que resume a la perfección el tipo de hombres que suele representar Lisa Kleypas en sus novelas y uno de los detalles que la ha hecho tan famosa en el mundo de la romántica. Jack era un joven pobre y cuya vida no fue fácil pero quien, gracias a su arrojo y valor en asumir riesgos, ha amasado de forma vertiginosa una gran fortuna que no para de crecer. No es noble, aunque sí leal a sus amigos, encerrado en su propio mundo es un hombre poco dado a la sociabilidad, siempre que esta no sea para fines de negocios. Un personaje que no duda en tener sus propias ideas, algunas de las cuales son bastante modernas para su época.

Pese esa escena valiente con que da comiendo la novela, la relación entre ellos no se precipita, en mi opinión. Tras una lucha en la que Jack no vacilará en emplear cualquier medio a su alcance para conseguir lo que quiere, su relación va tomando forja basada en todo momento en la complicidad entre ambos. Sin que se quieran mezclar por medio sentimientos, pero ninguno de los dos puede evitar que nazcan.

Es una novela que para mí fue muy original cuando la leí. Pensé que con la relectura la iba a disfrutar menos pero, si bien es cierto que gran parte de los misterios se han perdido, he disfrutado mucho de sus puyas, sus discusiones y sus reconciliaciones. Lisa Kleypas apostó por una trama arriesgada y muy novedosa; mujer valiente y decidida y hombre hecho a su mismo, irónico, de mal carácter, quienes serán ellos mismos los causantes de muchos de sus infortunios.

También es de destacar el gran protagonismo que tiene la escritura dentro de la novela. Como un pequeño homenaje, no tan solo Amanda es una conocida escritora, sino que Jack es editor cada vez con más poder y muy rico. Pequeños guiños a la forma de las publicaciones, los gustos de los lectores y autores que en aquella época estaban empezando a triunfar. No es que sea determinante en la historia, pero sí un tema simpático.

Siempre digo que ninguna novela es perfecta y mi “pero” para esta es que algunas de las conversaciones que me hubiera gustado leer se quedan en el tintero a cambio de tórridas escenas de cama, que aunque no abundan en exceso a lo largo de la novela, sí sobran algunas al final del libro. Hubiera preferido más diálogos, pese a todo, es de esas obras de Lisa Kleypas que recuerdo con mucho cariño y que, tras otra lectura, han superado con creces el paso del tiempo.

«Irresistible» es uno de los títulos de Lisa Kleypas que siempre me viene a la memoria cuando me preguntan por una novela victoriana o de regencia cuyo argumento y protagonistas se salgan fuera de lo común. Si sois amantes de esta época, creo que merece la pena leerla. 

Datos de interés:  Ficha del libro - Web de la autora

Pepa 

10 de marzo de 2017

El último baile de Marisa Sicilia

Sinopsis:
Viena, 1952
Andreas y Lilian se reencuentran inesperadamente en un café tras una larga separación. Mientras pasean juntos por el Prater, Lili recuerda su historia de amor con Andreas, su enamoramiento incondicional y juvenil, el primer desengaño, el fracaso en su intento de olvidarlo, la reconciliación y los años locos que vivieron juntos en el salvaje Berlín de entreguerras.
Recuerda cómo, a pesar de las separaciones y las distancias, nunca dejaron de amarse. Porque el de Lili y Andreas es uno de esos amores que perduran a través del tiempo y las pruebas.
Porque las verdaderas historias de amor nunca terminan

Opinión personal

Hay novelas que te entretienen; las que más, te gustan; otras te encantan y unas poquitas se quedan grabadas en tu corazón. Tengo suerte si en un año puedo atesorar más de cuatro o cinco… mucha suerte. Y esta, creo que será una de ellas.

No es mucho lo que se puede comentar sin spoilear, pero tan solo con el primer capítulo, Marisa Sicilia ya nos pone en aviso de que será una historia compleja y con momentos amargos. No sorprendo a nadie, ¿verdad? No es la primera vez que comento que esta autora es de las que gustan del riesgo, por eso intento leer lo que publica, porque creo que sus historias, gusten más o menos, merecen ser leídas, por no dejarse llevar por lo fácil, por lo comercial, y por intentar siempre romances que se salgan de lo habitual. Siempre digo lo mismo, lo importante es conectar y no todos las lectoras conectamos con los mismos autores ni con las mismas novelas.

«El último baile» no es una excepción, y si me apuráis, creo que roza límites, al menos los míos… esos momentos en los que lees e incrédula e impotente dejas el libro, con una pasión desmesurada por meterte en sus páginas y zarandear a alguno de los protagonistas.

Podría decir que su historia es preciosa, hay muchas historias bonitas o, tal vez no tantas, pero creo que las que me seguís en este pequeño rincón, ya sabéis que mi mejor reconocimiento es admitir que esta lectura me ha robado un trocito de corazón. No es fácil emocionarme, arrancarme el aliento línea tras línea… y esta novela lo ha logrado. Y tan solo por eso, la recomiendo.

Marisa Sicilia emplaza su historia a finales de los años veinte, en un casi desconocido − en términos de novela romántica − entorno de la alta burguesía vienesa y después nos trasladará a Berlin. Justo en los años previos a la época de Hitler y la alarga hasta los años cincuenta, pasando por un momento muy turbio, duro y cruel de la historia. Con unas descripciones muy visuales, he asistido a esas puestas de largo, esas playas idílicas, esos cafés con champany, locales donde todo estaba permitido antes de que la represión hiciera su aparición. Una época un poco decadente en la que las diferencias entre las clases eran tan marcadas y era muy previsible que los ricos no tardaran de perder su estatus social y su poder económico. La historia nos narra la adaptación de una pareja a esos cambios. Cómo cada cual es fruto de las decisiones que toma, incluso de aquellas que la vida toma por él, sin dejarle elegir. Cuan diferente puede ser el poder de adaptación al cambio, la diferencia entre los que son valientes y los que lo aparentan. Los que aprenden a sobrevivir y los que se dejan dominar por su orgullo. Es la vida de Lili, desde su fácil, cómoda e inocente juventud hasta su madurez.

Es una novela compleja y, también, complicados han sido los sentimientos que me ha provocado.

Lily es una joven inocente, enamorada, que tiene una vida feliz en un contexto lleno de privilegios. Su mundo gira entorno a Andreas. Su principio y su fin. Es un personaje al que he visto madurar con el paso de los años, no siempre he estado de acuerdo con las decisiones que ha tomado, y en algunas ocasiones he parado a preguntarme cuántas veces es necesario que alguien te defraude sin que dejes de quererlo. Pero creo que uno de los mensajes de esta historia es que cuando se ama de verdad, nada puede matar ese amor. No sé si es una idea real, pero resulta muy bonita. Es una mujer práctica o, simplemente, a veces los demás le dejan poco entre lo que elegir y se ve abocada a situaciones que no puede evitar, o es más sencillo no hacerlo.

Andreas es un personaje complicado. Es ese hombre encantador al que es imposible odiar por muy fácil que te lo ponga. Al mismo tiempo, resulta tan humano, tan fácil de comprender, como si ese influjo y ese encanto con el que conquista a muchos de los personajes de la novela, también te conquiste a ti como lector. Y aviso, que hay muchas veces en las que lo hubiera zarandeado. Pero, ¿cómo culparlo de algunas decisiones que toma?, al fin y al cabo, su gran defecto es que es egoísta. ¿Y no lo somos todos un poquito?

Su historia será dura, difícil y estará llena de momentos amargos. Es la historia de un gran amor, pero con momentos tan agridulces que su lectura ha sido pura congoja en algunos momentos, y pura alegría en otros. Como si la autora quisiera que me montara en esa noria que aparece en algunas escenas y mi corazón subiera en unas  y bajara en picado en otras. Pasajes desgarradores, frases contundentes que se mezclan con algunos momentos tiernos. Ante todo, el poder de la pluma de la autora para convencerme de que estaba ante una verdadera historia de amor, 

La estructura de la novela me ha gustado mucho, como he comentado, en apenas las primeras páginas la autora ya nos avisa de lo que será este romance, de las dificultades que seguro que deberán atravesar, creando una incertidumbre que gira, no en lo que seguro que ha de pasar, sino en el momento en que lo hará… y volverá a pasar.  Arranca en los años 50 y a través de las palabras de Lili iremos conociendo esos años de su pasado. Su gran desamor, su gran romance. Y si pensáis que nos dará un respiro, no. Cuando todo parece que va a ir bien, la autora nos vuelve a dar un giro y nosotros vuelta a rodar, como en un carrusel. 

Personajes secundarios con mucha importancia en la trama, coartando en algunas situaciones el futuro de los protagonistas. Todos personajes ambiguos, a los que en pequeños momentos Marisa Sicilia te hace odiar, para luego justificarlos, consiguiendo que, al menos, entiendas que también son víctimas.

Una novela desgarradora, bien contada, bien argumentada y madurada, muy documentada, con la información justa para entender el entorno en el que se mueven los personajes. Con un estilo muy visual, descriptivo en su punto justo, con diálogos concisos que me ha atrapado en una historia dura, sin soltarme, de tal modo, que sé que en un par de semanas la volveré a leer, para disfrutarla de una forma más pausada ya que la necesidad de avanzar seguro que ha hecho que deje de saborear ciertos pasajes.

Hasta la fecha, y a excepción de una novela que no he leído, creo que es el mejor trabajo de la autora. Hubiera sido genial un epílogo en el que disfrutar de un poco de paz y tranquilidad.

Datos de interés: Ficha de la novela -  Ficha de la autora -Web de la autora

Pepa 

7 de marzo de 2017

Una mágica visión - Kate Danon



Argumento


1854, CaliforniaEn una tierra donde las mujeres escasean, los hombres del rancho de Curtis Loan han solicitado esposas para convertir Loan's Valley en un pueblo próspero y con futuro. Shannon Blythe es una de las mujeres que acepta la solicitud y viaja desde Independence en la caravana que la llevará a su nueva vida, donde espera encontrar un marido que la acepte tal y como es. Y es que Shannon es una mujer diferente, posee un don singular: es capaz de tener visiones y predecir el futuro, algo que nunca ha sido bien visto por aquellos que la han conocido, incluido su severo padre que la abandonó cuando era una niña.Por desgracia, un desafortunado incidente provocará que acabe emparejada con el único hombre que se arrepiente de haber solicitado una esposa, Darren Davis. El vaquero, que ha convivido con una tribu miwok durante tres años, es el padrino de una niña muy especial, Huyana, que posee el poder de comunicarse con los espíritus y es la figura sagrada de su poblado. Pero Huyana ha desaparecido, nadie sabe qué ha sido de la pequeña y Davis no tiene ni el ánimo ni el tiempo necesarios para atender a su recién llegada esposa hasta saber lo que ha ocurrido con su ahijada.A pesar de todo, Shannon luchará por su nuevo matrimonio para alcanzar su máximo sueño: no estar sola nunca más. ¿Logrará Shannon vencer la reticencia del vaquero y hacerse un hueco en su atormentado corazón?

Opinión personal


Pocos libros me han costado conseguir como este……Desde que leí su sinopsis fui rauda por él (y fíjense que salió alrededor del 2013 en su primera versión) bueno pues cayó en mis manos, un año o dos después (poco libros digitales había en esos años) y viendo que volvió a ser reeditado(con una portada totalmente diferente) saqué la opinión del baúl de los recuerdos….  apenas me duró unas pocas horas, fue muy ágil de leer…..sin embargo......

Soy una amante de las novelas del Oeste americano, y pocas muy pocas novelas hay de este género…Kate Danon supo plasmar  perfectamente esa etapa de América…aunque nos hace recordar las películas de antaño, es diferente, pero a la vez podemos visualizarla.

Portada del 2013
Una novela bien escrita, bien ambientada, tanto los protagonistas principales como secundarios, están bien perfilados, evolucionan en la historia. Narrado en tercera persona, principalmente por Darren y Shannon, también conoceremos los puntos de vista de otros personajes, secundarios en este caso.

Los dos protagonistas son fuertes, cabezones, decididos, pero por sus pasados oscuros y dolorosos, harán que la desconfianza, el miedo a abrir su corazón logren momentos muy buenos en la historia

La trama, sencilla, bonita dentro de su sencillez. Entrelazo la magia de la historia con la amistad, la confianza, la dureza, el humor, la acción, la intriga y alguna que otra sorpresa que impera en la novela

…Sin embargo…….no somos precisamente precisas(yo) algunas veces nos quejamos de muchas páginas, otras de que hay muy pocas….en este ejemplo metería perfectamente la novela….pienso que si hubiera tenido más paginas, le hubiera dado más de lo que eche en falta……más detalles, más intensidad, más emoción….

Tenía, tiene, una premisa de lo más prometedora, y recalcó que me gustó, pero la historia de amor no me convenció, ya les digo que pudo ser impresión mía que le faltaba más desarrollo, para creerme la historia de amor, para saber un poco más de los personajes, o de los aspectos paranormales que sugiere el título

Es una novela entretenida, agradable, dinámica, tierna….pero tuve que sacar ese “pero” famoso mío


Datos de interés
*Ficha técnica- *Ficha de la autora - * Booktrailer - *Blog - *Facebook  -* Twitter
  

3 de marzo de 2017

Orgullo y prejuicio de Jane Austen





Publicada originalmente en 1813, Orgullo y prejuicio es una de las obras maestras de la literatura inglesa de todos los tiempos. A lo largo de una trama que discurre con la precisión de un mecanismo de relojería, Jane Austen perfila una galería de personajes que conforman un perfecto y sutil retrato de época: las peripecias de una dama empeñada en casar a sus hijas con el mejor partido de la región, los vaivenes sentimentales de las hermanas, el oportunismo de un clérigo adulador... El trazado de los caracteres y el análisis de las relaciones humanas sometidas a un rígido código de costumbres, elementos esenciales en la narrativa de la autora, alcanzan en esta novela de maestría insuperable.




Esta novela es tan conocida y se ha hablado tanto de ella que, seguro, no es necesaria mayor presentación.

Así pues, más que una opinión personal de «Orgullo y prejuicio» tomaros esta entrada como una forma descarada para recomendaros, si no lo habéis hecho, leer esta novela.

Soy una enamorada de esta historia, me encanta Jane Austen, aunque reconozco que no todas sus obras me han gustado por igual. No sé qué tiene esta obra, que cada vez que la leo − y contad que son muchas ya las lecturas que llevo y otras tantas las veces que he visto su adaptación de la BBC − que sigue gustándome como la primera vez, consigue arrancarme más de una carcajada con esa ironía y ese sarcasmo que salpican todas sus páginas, esos personajes llevados al extremo de rozar lo esperpéntico y esa critica social que apunta como una flecha dando de pleno en la diana.

Quizás su mayor mérito es que el paso de los años no ha mermado su actualidad y, aunque no voy a engañaros diciendo que Mr. Darcy no consiguió enamorarme la primera vez que la leí, fue el personaje de Elizabeth, quien lleva en todo momento el peso de la trama, el que realmente consiguió llamarme la atención.

Mujer moderna y de carácter, posiblemente tan enfrentada contra las normas sociales como le era permitido y, desde luego, con el acérrimo propósito de no dejarse vencer por imposiciones que no consideraba necesarias.
Me divierten muchísimo sus afilados comentarios, la forma sutil que tiene de revelarse contra la superioridad y el orgullo del frío Darcy, quien, mal que le pese, tarda mucho menos que ella en caer en sus redes.

Aunque ahora la leamos como una novela histórica, fue escrita como una novela contemporánea y Austen se demuestra como una gran conocedora y perfecta analista del comportamiento de sus semejantes. Un conjunto de personajes que representan de forma clara, sencilla y muy concisa grandes caricaturas de lo que, seguramente, eran tópicos de su tiempo.

No nos engañemos, no estamos ante una novela romántica, pese a que el matrimonio es uno de los temas principales en torno al que gira la historia y seguramente es la más conocida de la autora por el buen tandem que forman Darcy y Elizabeth. Nada sorprendente ya que la autora plasma una de las grandes preocupaciones de las féminas de su tiempo: su porvenir, y pocas opciones reales tenía la mujer en aquellos tiempos.  Aquí encontramos un claro reflejo y se pueden apreciar distintos tipos de relaciones.

No sabemos si detrás de Darcy se esconde el ideal de hombre de la autora. Aquí, hago un alto para admitir que para mí se asemeja mucho a los protagonistas que me gusta encontrar en las novelas que leo. Siempre digo que mis personajes favoritos son los duques estirados y snobs que esconde un gran corazón  y, aunque Darcy no es noble, su posición económica le aporta ese mismo estilo de vida. Y, si os fijáis, muchas de las novelas que me gustan, mucho; incluyen en su desarrollo un esquema similar al romance que aquí protagonizan Darcy y Lizzy, cuyo mensaje más importante es que está basado en el respeto, en la influencia en el crecimiento personal que ha tenido el conocerse mutuamente y en la igualdad en la pareja, algo que en la época no sería muy usual

Soy incapaz de transmitir lo mucho que me gusta esta obra, y espero que las que no hayáis conocido más que las adaptaciones cinematográficas os decidáis a leer la historia de las palabras de la propia autora. Hay adaptaciones muy buenas, e incluso, bastante fieles, pero nada como esos matices y esos pensamientos que se pierden en lo visual y que tan solo con la pluma se pueden describir.

Su lenguaje, aunque muy pulido, no resulta nada denso de leer ya que es una novela donde la ironía aporta en todo momento una chispa de diversión. Son muchos los diálogos o las conversaciones que se detallan, por lo tanto, el ritmo de lectura, en mi opinión, es mucho más ágil de lo que se pueda pensar al saber que estamos ante una novela escrita en el siglo diecinueve. 
Está clara mi imparcialidad y espero que, si no lo habéis hecho, le deis una oportunidad a una de las grandes autoras de la literatura inglesa. He leído todas sus obras, y esta es mi favorita, contádme, si os apetece,  cual es la vuestra.


Pepa