13 de julio de 2018

Una flor para otra flor de Megan Maxwell


Sinopsis:

Estar enamorado de la mujer que se desea olvidar no es algo que el joven e impetuoso highlander Zac Philips lleve bien.

Tiempo atrás, Zac posó sus ojos en Sandra, una joven de mirada y pelo castaños que cautivó con su sonrisa. Pero cuando el padre de Sandra falleció, sus abuelos maternos las obligaron, tanto a ella como a su madre, a dejar las Highlands, su lugar de residencia, y regresar a Carlisle, un lugar en el que ninguna de las dos conseguía ser feliz, sobre todo cuando sus abuelos se empeñaron en concertarle un matrimonio. 

Dispuesto a salvar a su amada, Zac partió hacia Carlisle, pero al llegar allí se encontró con Sandra riendo divertida con uno de aquellos ingleses. Ofuscado y con el corazón destrozado, regresó a las Highlands con la intención de olvidarla. 

Sin remilgos ni medias tintas, Sandra iba ahuyentando a sus supuestos pretendientes, ganándose así la enemistad de sus abuelos y, con el tiempo, cargando con la culpa por la muerte de su abuela.

Opinión personal:

Megan Maxwell llevaba siendo una de mis eternas pendientes. Gracias al blog  Alea Jacta Est !!!! que me brindó la oportunidad al resultar ganadora de su concurso. Admito que soy bastante reticente a leer a estas autoras que mueven masas. Iba avisada, por otras lectoras que conocen mis gustos, de que no me iba a gustar e, incluso, me he planteado muy seriamente, no publicar esta reseña. Pero al final, me animo, con todos mis respetos y desde mi humilde opinión, que seguramente no será compartida por muchas de vosotras. Y, animándoos, si tenéis curiosidad por esta autora y no la habéis leído a que busquéis opiniones más partidarias.

Por lo tanto, si eres fan de sus novelas, mejor no sigas leyendo, porque es algo muy personal y será muy poco popular.

Y es que con gran pesar y, pese a que iba avisada, diré que este producto me ha parecido de calidad muy mediocre, intentando no sonar muy rotunda.

Estamos ante una novela escrita para las lectoras de la autora. Si, al igual que yo, no habéis leído los anteriores. Os encontraréis algo perdidas, pero no pasa nada. La verdad por lo que se desprende de la propia trama, parece que algunas de las situaciones o escenas les ocurrieron a las otras mujeres de la historia, así que, al final te das cuenta, de que si no te interesa mucho la novela que estás leyendo, poco te has perdido al no leer las anteriores.

El romance, se supone que ocurrió antes. No se hace ninguna mención a cómo se conocieron ni a cuando se fraguó. En un par de ocasiones sí que se mencionan algunas costumbres que, a modo de provocar suspiros, recupera. Entiendo que son escenas de otras novelas, pero poco se me informa ¿para qué? Está claro que obligatoriamente viene de lejos y por lo tanto no importa. Y, en realidad seguramente no es necesario, porque si algo me ha quedado es esa sensación de que la novela no tiene trama estructurada. Carece de hilo, y si se puede decir que tiene uno, es cíclico. Porque durante casi quinientas páginas asistimos a una sucesión de peleas, reconciliaciones; vuelta a pelearse, vuelta a reconciliarme; ahora haces algo que no te perdono, ahora sí.
Y claro, entre nosotras, ¿Quién no me dice que la última es, en realidad, la última? Porque yo he contado unas cuantas que eran las definitivas.


Aventuras encontraremos unas cuantas. Sin tener en cuenta la poca coherencia con el personaje. Sin explicar lo mucho o poco que le haya podido costar acostumbrarse a cambios tan importantes en su vida. Sin tener en cuenta, nada. Aquí las cosas pasan porque a la autora le va bien y crea nuevas situaciones que puedan enternecer al lector o no sé, porque al final no he acabado por entender más de una. Que, para mayor pega, no me cuadra nada con el entorno histórico.

Sobre los personajes. Pues poco que decir. Ella no me ha gustado y él tampoco. Están totalmente fuera de contexto.
A ella no la entiendo. Sabéis de mi gusto por las protagonistas fuertes, independientes, valerosas y modernas para su época. Pero aquí no es lo que me he encontrado. No me gusta la forma en la que esta «guerrera» afronta sus problemas. Se puede entender que la autora intenta realzar a este tipo de mujeres, creo que la elegancia con la que lo hace huelga por su ausencia. Se puede ser valerosa tener honor y ser fuerte sin llegar a los extremos de Sandra.

A Zac le ha faltado chispa. Es de entender que es un personaje secundario durante toda la serie y por ello se supone que tengo que conocerlo. Pero, en mi humilde opinión, es trabajo de la autora que en su propia entrega la lectora lo conozca y aquí, esta lectora, lo único que ha entendido es que es un mar de conflictos que no sabe lo que quiere y que, en muchas ocasiones, se comporta como un bobo. Claro que es la única forma de que la trama se alargue lo que se hace, Porque con la resolución del primer conflicto ya podría haber terminado la historia.

Los secundarios llenan hojas y hojas de diálogos de «más de lo mismo» y no aportan nada más que el disfrute para las fans de la serie.

La manicura francesa de la mujer de la portada nos indica el rigor histórico que vamos a encontrar en la novela. No me importa que una autora se tome ciertas licencias. Pero aquí lo que no ha puesto es el mínimo esfuerzo en cumplir o, explicar al menos, con las costumbres de la época o que ciertas cosas no eran habituales.
Es posible que a un grupo muy concreto de lectoras, estos detalles no le parezcan importantes pero, cuando lo que te gusta es disfrutar de una buena novela histórica. Es  imperdonable. No pretendo leer un ensayo pero tampoco que se salten tan a la torera el entorno social, económico y legal de la época.

En general, me ha costado mucho terminarla. Debería haber sido, al menos, una lectura entretenida. Pero se me ha hecho muy repetitiva y, a partir del primer enfado, ya me daba igual todo lo que pasara. No tan solo es importante lo que nos cuentan sino también cómo nos lo cuentan. Y aquí, encontramos un estilo bastante ligero y sencillo con frases que de forma incoherente empiezan con el voseo para pasar en la misma frase a hablar sin él. Expresiones demasiado modernas. En general, la ambientación histórica es algo que no tiene ninguna importancia. Tan solo montan a caballo, viven en castillos y llevan espadas y las usan.

Creo que será mi primera y última novela de esta autora. Para mí, el éxito no debería estar reñido con la calidad y, aquí, no la he encontrado.

Terminaré felicitando a la autora, porque no es fácil llegar dónde ella ha llegado y eso no se obviar. Por hacer que muchas mujeres que no leían ahora lo hagan y por dar mayor voz a un género que adoro, el de novela romántica, en el mercado.
También me ha dado muchas de las respuestas que hasta ahora no tenía y demuestra, una vez más, lo que una buena publicidad e inversión pueden conseguir.


Datos de interés: Ficha de la novela - Ficha de la autora - Web de la autora

10 comentarios:

  1. Ay, Pepa, sabía que no te iba a gustar pero sé que a veces no nos podemos resistir a leer una historia en concreto, ya sea porque es un regalo, o ya sea porque se ha hablado mucho de ella (a mi me pasó con 50 sombras de Grey, libro que en mi opinión, es uno de los peores que he leido en toda mi vida).
    Lo de la manicura francesa me ha hecho mucha gracia: cuando vi la portada, fue exactamente lo primero en que me fijé y también me chirrió de mala manera.
    Yo he leído los tres libros anteriores de esta serie y creo que este lo leeré también, aun sabiendo que tienes toda la razón en todo lo que comentas. De hecho en la tercera entrega vi una serie de despropósitos que ya clamaban al cielo, y no solo me refiero a las licencias históricas, que son continuas. Y sin embargo, confieso que las guerreras Maxwell es de esas series que sé que carecen de calidad narrativa, pero mira, me entretienen !!
    Eso sí, necesito mentalizarme antes de ponerme con este tipo de lectura. Quizás es lo que te ha faltado a ti, no sé.
    De nuevo, me quito el sombrero ante ti por tu valentía para reseñar un libro que tiene un séquito de seguidoras.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. No he leído esta novela pero he leído la primera de la serie (y los tres primeros de Pídeme lo que quieras) y suscribo punto por punto todo lo que dices. Tengo alguna amiga muy muy fan y, mira, ese gusto que se lleva, porque no hay nada mejor que conectar tanto con una escritora y su obra. Yo no me cuento entre esas personas así que, tras intentarlo varias veces, dejé de leer algo suyo. Tal vez en algún momento me ponga con otra de otro corte, que sé que las tiene, a ver si me logra gustar, aunque mis experiencias previas, como te digo, no fueron buenas precisamente.
    Estupenda reseña, Pepa!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Yo no lo leí aunque sí empecé la serie. Es una pena que la autora no se haya documentado lo suficiente, creo que para una historia de estas características es muy necesario. Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué te digo? Yo es que a mi me encanta escuchar a Megan pero leerla, es que no puedo, es una autora que no me termina de convencer, así que te entiendo
    Un bes💕
    m&b

    ResponderEliminar
  5. No te voy a decir nada que no te haya dicho ya Maribel. Ya sabíamos de antemano que no te iba a gustar. Yo no voy a volver a leer a esta autora habiendo tantas historias por ahí,
    pero tiene su público.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Da igual que hables de novelas que te han encantado como de otras que no lo han hecho en absoluto, el caso es que merece la pena venir a vuestra casa para leerte y conocer tu opinión sobre tus lecturas. Una reseña que, siendo sincera, también es respetuosa. Tampoco esta autora está entre mis lecturas y no lo estará, pero me duele mucho más que sea uno de los "referentes" de este país del género romántico. Y no voy a decir nada más, mejor.
    Un placer leerte, como siempre.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Una de las cosas por las que dejé de leer a Megan fue porque tras leer otras novelas históricas me di cuenta que ella solo ponía a los personajes en un año o siglo concreto y nada más. Como bien dices no se disfruta en ese sentido.
    Al principio, antes del boom de esta autora si que la compraba pero después vi como se repetían las mismas escenas en diferentes libros, la poca originalidad, la conversaciones superfluas...
    Coincidimos en muchos aspectos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Pepa,
    Como ya han comentado más arriba conociendo las novelas que te gustan estaba claro que esta no la ibas a disfrutar. He leído las primeras de esta serie y comprendo perfectamente tus impresiones. Si las lees como mero entretenimiento, sin pretender que el contexto histórico o el lenguaje se adapte a la realidad, están bien, pero siempre hay situaciones y expresiones que chirrían. Si sacas a los personajes de esa época y los trasladas a la actualidad no tiene que cambiar más que los caballos por coches. Además se repite el esquema en este y en todos sus libros, me enfado, te perdono y así una y otra vez, y por tonterías sin sentido. Este no me llama, a pesar de conocer a los personajes, recuerdo que en el segundo los protagonistas me resultaron muy cargantes.
    Es cierto el mérito que tiene la autora por tener ese alto número de novelas y de seguidoras, pero al menos en mi caso es para leer de vez en cuando.
    En fin, como siempre una estupenda reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Respeto, respeto y respeto. Y yo te aplaudo por contarlo así.
    Buena reseña!

    ResponderEliminar

En el respeto,la honestidad,el humor,y diferentes caracteres de opiniones.....los comentarios son el bien mas preciado de un bloggero,así que desde ya,gracias por ellos, pero eso si¡¡Porfavor!!!! que el comentario este acorde a la entrada leída, esos comentarios serán devueltos